Páginas vistas en total

martes, 7 de mayo de 2013

A tí

Se oye por las noches un rumor, un quejido de dolor.
Unos dicen que es el viento, que rabioso de no poder acariciarte mas el pelo se fue a silbar entre los arboles más altos.
Otros dicen que es fruto del mar que, cansado de ver que ya no te sumerges sola en él, choca contra las rocas intentando romperlas.
Hay quien asegura que ese quejido lo produce el fuego de nuestra hoguera que, frustrado por no necesitar ya más su calor, se deshizo en cenizas al alba.
Pero ese doloroso rumor es el llanto de la soledad que, frustrada de vernos juntos caminar, deambula sola por los rincones sin dejar de llorar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario